Kalari Marma Chikitsa

Kalari Marma Chikitsa

2018-06-02T15:24:37+00:00

La Terapia Marma o Marma Chikitsa es la ciencia que estudia las zonas sensibles y los puntos de presión vulnerables del cuerpo. Dichos puntos se pueden utilizar específicamente para hacer un diagnóstico y tratamiento de la enfermedad o bien para promover la salud y la longevidad. Los puntos marma son una parte fundamental de la terapia ayurvédica. Oscilan en tamaño desde puntos muy pequeños hasta zonas significativas más grandes, como por ejemplo el corazón y el ombligo. Cuando los manipulamos, podemos alterar la función orgánica y la condición estructural del cuerpo. Con su buen uso, la energía física y mental puede ser aumentada o disminuida conscientemente y encauzada de una forma transformadora. O dicho en otras palabras, podemos dirigir el prana para eliminar los bloqueos o para aprovechar las reservas de energía ocultas conectándolos con las grandes fuerzas de la vida y la naturaleza.

De la misma forma que la acupuntura se utiliza en la medicina china y sus artes marciales, los puntos marma son también utilizados en la tradición Kalari del sur de la India. Las artes marciales hacen hincapié en como golpear estos puntos vulnerables con fuerza y precisión para contrarrestar los ataques.

Esto muestra al cuerpo como un intrincado campo de energía del cual podemos tener el control de los procesos fisiológicos y psicológicos.

Historia

A la ciencia del marma se le puede seguir la pista junto con la historia de la civilización y curación de la antigua India. Comienza con la cultura Indus-Sarasvati (3.500-1.700 aC), la más grande en aquel tiempo como muestran los emplazamientos arqueológicos localizados a lo largo del río seco Sarasvati en el norte de la India. Creció junto a otras disciplinas védicas de ese período como el yoga, evidentes en muchos grabados con posturas de meditación encontrados en esos lugares. Los textos védicos más antiguos datan de esa época y describen regiones importantes como la cabeza, el corazón y el ombligo junto con varios pranas, órganos y tejidos.

Después de esa larga era formativa llegó el período clásico del ayurveda (1.700-700 aC), donde se compilaron los principales textos ayurvédicos como Charaka Samhita, Sushruta Samhita, Ashtanga Hridiya y Ashtanga Sangraha. Estos clásicos contienen referencias a los marmas, particularmente Sushruta, siendo él mismo cirujano. También en este período aparecen textos yóguicos describiendo los asanas, el pranayama y los nadis. Es al final de esa época cuando el budismo se extiende hacia China y Japón, junto con el ayurveda y las artes marciales.

Después de ese período clásico se produjo un largo declive del ayurveda debido a las constantes invasiones extranjeras y a sus reglas coloniales lo que produjo una pérdida irreparable de muchos textos y prácticas incluyendo informaciones de los marmas. Es a partir de la independencia de la India en 1947 cuando comenzó un nuevo resurgir, requiriéndose un nuevo examen y evaluación.

Definiciones de Marmas

Existen varias definiciones clásicas ayurvédicas. Así podemos ver que los marmas están relacionados con las energías del cuerpo, la mente, el prana y los doshas.

Charaka lo define como el lugar donde los músculos, las venas, los ligamentos y los huesos se unen, aunque todas estas estructuras no necesitan estar presentes en cada marma.

Vagbhatta ofrece la definición de Charaka y añade que cualquier punto doloroso, delicado o que muestre una pulsación anormal debería considerarse también punto marma, ya que es un asiento de prana. Así pues, una herida se convertiría eventualmente en un punto marma hasta su curación.

Según Sushruta, los marmas son los lugares donde los tres doshas (Vata, Pitta, Kapha) están presentes junto a sus formas sutiles prana, tejas y ojas y las tres gunas (satva, rajas y tamas). Quiere decir que junto con los doshas se controlan sus esencias más íntimas, así como la mente.

Según Dalhana si la zona o punto que se lastima puede producir la muerte es un marma. Aunque no siempre resultan letales, su discapacidad puede provocar una enfermedad difícil de tratar.

Otra definición de marmas es que son el punto de conexión del cuerpo con la mente, es por eso que se siente el dolor cuando se tocan. Pueden estimular los procesos inconscientes, las reacciones emocionales y las respuestas mentales-sensoriales. Esto indica que hay un importante lado psicológico en su tratamiento.

Los 3 Doshas y los 3 Principales Centros de Marmas

Las tres principales zonas marma – la cabeza, el corazón y la vejiga o el bajo abdomen – son las tres zonas más sensibles del cuerpo. Aunque todos los órganos y estructuras pueden estar relacionados con los tres doshas de alguna manera, el bajo abdomen con su conexión con el aparato urogenital y excretor se asocia más con Vata, el corazón con su conexión con la sangre se asocia más a Pita, y la cabeza con su fuente de nervios y de tejido cerebral se vincula más a Kapha. Así como los doshas son las tres fuerzas principales responsables de la creación del cuerpo entero, los marmas reflejan su impacto en nuestra fisiología de distintas maneras.

Marmas Letales y Terapeúticos

En líneas generales, podríamos clasificar los marmas en dos categorías: como zonas letales y como zonas terapeúticas.

Los marmas letales son puntos donde el prana puede ser golpeado y expulsado del cuerpo, provocando heridas, estados de inconsciencia o incluso la muerte.

 

Estos puntos son más importantes para las artes marciales. A veces son demasiado sensibles para tocarlos o manipularlos, como por ejemplo la garganta, inapropiados para la acupresión, aunque se pueden trabajar suavemente o mediante la curación pránica. Aunque no son importantes por motivos curativos, sí lo son como elementos de diagnóstico, ya que la enfermedad a veces se refleja en dolor o disfunción.

Los marmas terapeúticos son regiones donde el prana se puede tratar con propósitos curativos. Son fáciles de trabajar mediante el masaje, la acupresión, los aceites y las pomadas.

No obstante, estos dos tipos de marmas se entremezclan en gran medida. La debilidad puede convertir un área en fundamental por motivos médicos, y también las zonas letales con frecuencia, tienen puntos terapeúticos alrededor de ellos que pueden utilizarse mientras se evitan las zonas delicadas.

Los Marmas según su Composición

Los marmas se pueden clasificar también según su componente físico dominante, es decir en músculos, canales, ligamentos, articulaciones o huesos.

  • Músculos (Mamsa Marmas), relacionados con estructuras como las fascias, las membranas serosas, las envolturas y los músculos.

  • Canales (Sira Marmas), relacionados con varios vasos que abastecen de energía o de fluídos al cuerpo, particularmente los vasos sanguíneos y linfáticos.

  • Ligamentos (Snayu Marmas) relacionados con los tejidos y las estructuras que unen los huesos y los músculos. Hay cuatro tipos: los ligamentos, los tendones, los músculos del esfinter y las aponeurosis.

  • Huesos (Asthi Marmas), relacionados con el tejido óseo y que se pueden clasificar en huesos, cartílagos, dientes y uñas.

  • Articulaciones (Sandhi Marmas), que se pueden clasificar en móviles, parcialmente móviles y no móviles.

Los Marmas según sus Síntomas

  • Sadya Pranahara, que causa la muerte al instante.

  • Kalantar Pranahara, que causa la muerte a largo plazo.

  • Vishalyaghna, fatales si son causados debido a un corte profundo

  • Vaikalyakara, que provocan discapacidad.

  • Rujukara, que causan dolor.

Los marmas son zonas muy sensibles por lo tanto el masaje debería hacerse con mucho cuidado, usando principalmente el dedo pulgar, que es quien proyecta el mayor poder pránico de la mano. La duración en cada punto sería entre tres y cinco minutos. Hay 107 puntos fundamentales.

Cuando el objetivo es tonificar o fortalecer los tejidos u órganos internos, el sentido del movimiento sería en la dirección de las agujas del reloj. Cuando la finalidad es reducir el exceso de doshas, el excesivo crecimiento de los tejidos o para desintoxicar, el movimiento sería en contra de las agujas del reloj.